¿Oíste hablar de TikTok? Seguramente, ya que es la app más descargada en los Estados Unidos y está en el top five de Europa. Su cantidad de usuarios aumenta de a millones año tras a año, siendo de esta manera una de las aplicaciones líderes en lo que son las redes sociales.

¿En qué consiste Tiktok? Es una aplicación exclusivamente de videos de poca duración, donde si bien el máximo posible es de un minuto, la mayoría de los contenidos que se suben día a día no superan los veinte segundos. Quienes usan esta red social son principalmente los adolescentes, que encuentran en esta aplicación el componente divertido que ya no encuentran en las redes sociales ya conocidas.

La posibilidad de grabar y editar con múltiples opciones hacen destacar a TikTok que ya ha superado en descargas a Instagram durante el último año. Las producciones que se suelen ver son más que nada de tipo musical, aunque poco a poco comienzan a verse videos cada vez más originales. Como toda aplicación, irá cambiando con el tiempo y con la experiencia de los usuarios.

Grabar un video es casi intuitivo en la app. Una vez que ingresás, un botón rojo se impone ante nuestros ojos en el feed principal, invitándonos a que le demos nuestro aporte a la red social con nuestro contenido. Lo interesante es que para grabar y editar no se necesita ningún conocimiento previo y las herramientas para editar luego son casi infinitas. Filtros, tomas y cualquier elemento que se te ocurra en materia de producción audiovisual están a tu alcance en esta app.

Muchos padres han alertado por el crecimiento de esta nueva red social, debido a que es la aplicación elegida por los más pequeños y la posibilidad de regular el contenido que se ve en la misma es muy poca. Lo cierto es que la búsqueda de nuevos espacios virtuales donde no nos encontremos con nuestros padres es un movimiento ya conocido en la web. Ya ha pasado con la migración de Facebook a Instagram por parte de los adolescentes cuando advirtieron la presencia de sus padres en su círculo virtual.

En Argentina, la aplicación crece a buen ritmo pero aún no se encuentra ni cerca del impresionante nivel de consumo que posee en China, país de su creación, donde actualmente se estima un promedio de 31 minutos de permanencia diaria por usuario.